Categoría: Fabulas de Esopo

Fabula de la cabra y el cabrero (Esopo)


Hoy en fabulas infantiles os traemos una fabula de Esopo llamada la cabra y el cabrero
, en la que un cabrero daña si querer una cabra dándole con una piedra en un cuerno y partiendolo, por lo que le pide a la cabra que no le diga nada a el dueño del rebaño pero como bien advierte la cabra al cabrero, y de hay la moraleja, no se puede negar lo que está a la vista

Fabula de la zorra y el leñador

Hoy en fabulas infantiles os traemos una fabula de Esopo llamada la zorra y el leñador, en la que se habla de la falsedad de un leñador, que tras esconder a una zorra perseguida por cazadores, les dijo a estos que no la había visto mientras con el dedo apuntaba a donde la zorra estaba escondida.

La moraleja de esta historia es una frase ya famosa por si sola que dice: No niegues con tus actos, lo que pregonas con tus palabras.

Fabula de la corneja con los cuervos

En fabulas infantiles te traemos una nueva fabula de animales, en esta ocasión os traigo una fabula del gran Esopo llamada la corneja con los cuervos en la cual el fabulista nos cuenta las peripecias de una corneja que rehusó vivir con los suyos, marchando a vivir con los cuervos, los cuales la rechazaron y al intentar volver con las cornejas estas tampoco la dejaron volver.

La moraleja de esta historia es que cuando pienses cambiar de amigos, casa o grupo social, no lo hagas nunca despreciando a la anterior, no sea que más tarde tengas que regresar allá.

Fabula de la liebre y la tortuga

Hoy en fabulas infantiles os traemos una fabula de Esopo que ha inspirado multitud de cuentos, se trata de la fabula de la liebre y la tortuga, en esta famosa fabula una liebre reta a una tortuga a una carrera que por no tomarse la liebre en serio gana la tortuga, ya que esta en ningún momento dejó de caminar mientras que la liebre hizo constantes paradas por el camino pensándose victoriosa.
La moraleja sin duda alguna de esta historia es que con seguridad, constancia y paciencia, aunque a veces parezcamos lentos, obtendremos siempre el éxito.