Fabula de la golondrina y el hijo pródigo (Esopo)

Hoy me gustaría contaros la fabula de Esopo llamada la golondrina y el hijo pródigo, en la que Esopo nos cuenta la historia de un hijo pródigo que vendió todas sus pertenencias quedando solo con una manta que vendió a la primera oportunidad que tuvo, equivocándose en la venta y culpando de ello a la golondrina que le había llevado a realizar la venta.

La moraleja que de esta fabula de Esopo se puede extraer es: Toma nota de si es la hora correcta antes de ejecutar una decisión. Una acción a destiempo puede ser una desastroza.

Fabula de la hormiga y la cucaracha

Muchas veces gastamos sin mirar lo que tenemos, hasta que nos quedamos sin nada por haber desperdiciado sin pensar en el mañana, en esta fabula de Godofredo Daireaux, se nos habla de una cucaracha que se metió en un saco de arroz ensuciándolo todo para solo comer un poco, mientras que una hormiga guardaba celosamente los granos.… la consecuencia? La cucaracha se quedó sin arroz y la hormiga hizo negocio con ella.

La moraleja de esta historia es que si pensamos en el futuro en lugar de cubrir nuestras necesidades presentes puede que algún día vivamos u poco mejor, como la hormiga, que acabó haciendo que la cucaracha trabajase para ella.

Fabula de la pava y la hormiga

Hoy os traemos una fabula de Félix María Samaniego llamada la pava y la hormiga, en la que una pava es amonestada por una hormiga por comerse todo el hormiguero, mientras la pava se queja de que los humanos se comen a los de su especie.
Pero a la vista de otros es la hormiga la que se come el grano del hombre, así es la vida lo que para unos es una injusticia para otros es el día a día.

Fabula de la mona y la zorra

En la Fabula infantil de Félix María Samaniego llamada la mona y la zorra, el fabulista nos cuenta la historia de una mona que le dice a una zorra que seria un animal mucho mas vello si se dejase cortar la cola, a lo que esta le dice que prefiere antes barrer el suelo con ella que perder algo que le sobra.

La moraleja de esta historia es que aunque a un avaricioso le sobrase algo, antes preferiría mal usarlo que darnoslo.